Enfermedad significa, perder la armonía o también se conoce como el trastorno de un orden hasta ahora equilibrado. Es decir cuando se pierde la armonía en el plano de la conciencia, justo donde almacenamos la información, sucede que nuestro cuerpo lo manifiesta en síntomas. Sin embargo nuestra conciencia nos muestra una cantidad limitada de información, referente a lo que está pasando, quedando más de un 90% almacenando en nuestro inconsciente o memorias del “Alma”.

Síntomas hay muchos, pero todos son expresión de un único e invariable proceso, el cual en la medicina moderna llaman “enfermedad”. Es interesante ver como el alma entrega constantemente mensajes, siendo cada vez mas fuertes cuando uno no los entiende, hasta que finalmente te los expresa de una forma brusca y evidente (ej.: enfermedad, divorcio, accidente, perdida de trabajo, etc.) En definitiva es el alma quien enferma al cuerpo, para que así reacciones y enfrentes el problema.

El enfoque Alama ayuda a las personas a que identifiquen el conflicto y la raíz de este, el cual en la mayoría de los casos es multifactorial, siendo posible desde ahí eliminar la totalidad de la enfermedad. Las enfermedades y síntomas más frecuentes, que atendemos en Alama son:

 

  • Crisis de pánico, angustia, fobias, etc.
  • Barreras emocionales (corazas).
  • Enfermedades en general y sus síntomas.
  • Trastornos neuropsiquiátricos (déficit atencional, TOC, traumas, adicciones).
  • Enfermedades graves (Remisión de cáncer, patologías vasculares, osteoporosis, etc.).
  • Dolor de cabeza, espalda y otros.
  • Ataduras emocionales con otras personas (cordones emocionales).
  • Disfunciones sexuales.
  • Trastornos alimentarios (obesidad, bulimia, anorexia).
  • Problemas económicos y de abundancia.
  • Alergias (alimentarias, respiratorias, dérmicas, etc.).
  • Resolución de temas ancestrales.
  • Baja autoestima.
  • Manejo de duelos.
  • Etc.