Un buen diagnóstico es fundamental para que la sanación sea completa y efectiva. Aprende a usar el péndulo como herramienta de diagnóstico.

La radiestesia es la facultad que todos tenemos de captar las radiaciones electromagnéticas. El péndulo a su vez, es una herramienta de radiestesia, que puede utilizarse para objetivos tales como; obtener respuestas a preguntas específicas, conocer aspectos de la personalidad de un individuo, identificar los orígenes de un motivo de consulta, encontrar objetos o personas perdidas, y como instrumento para la sanación. Si bien, desde el enfoque Alama, todo lo anterior puede hacerse sin utilizar elementos externos, el péndulo resulta de mucha utilidad en el diagnóstico y en la verificación de la información canalizada.

Sabemos que un buen diagnóstico es fundamental para el éxito de cualquier tratamiento, sin embargo, generalmente, cada especialista se centra en el análisis de la persona desde un punto de vista en particular, dejando de lado todo aquello que no se corresponde con su ámbito de acción. Es así como un nutriólogo puede tratar la obesidad desde el punto de vista médico y nutricional, sin abordar, por ejemplo, los factores psicológicos que inciden en esta condición y que, dependiendo del caso, pueden ser incluso más importantes que los hábitos alimenticios.

Lo anterior también ocurre en las terapias alternativas, pues cada una tiene su propia forma de ver y conceptualizar al ser humano, explicándose las enfermedades o conflictos desde un punto de vista en particular que, en ocasiones, llega a ser incluso simplista en términos de las relaciones causales y los significados otorgados a ciertas dolencias. Este es el caso, por ejemplo, de orientaciones que hablan del significado psicológico o simbólico de las enfermedades, generalizando sin importar el contexto de la persona.

En este sentido, un diagnóstico poco claro o no suficientemente exhaustivo puede tener como consecuencia que la sanación tenga sólo efectos parciales. Ésta es la razón por la cual muchos de nosotros, a lo largo de la vida, hemos buscado ayuda en diferentes terapias para un mismo problema hasta poder resolverlo con relativo éxito, al abordarlo desde diferentes enfoques.

Alama, a través de la canalización y del uso del péndulo en el diagnóstico, posibilita la identificación de todas las áreas que pueden estar implicadas en una afección, permitiendo incluso saber el porcentaje en el que tal o cual condición explican el problema.

Son varios los procesos y acciones que nos llevan a establecer un buen diagnóstico. Lo primero a lo que podemos acceder es a la auto-percepción, esto es, la constatación por parte de la persona afectada de que hay algo que no anda bien; ya sea por sensaciones, sintomatología o a través de la identificación de un problema que la lleva a consultar o a buscar una forma de sanarse a sí misma. En Alama recibimos a personas con diferentes afecciones o problemas y, a través de la entrevista inicial, la canalización y el uso del péndulo, logramos establecer un diagnóstico completo e integral que nos explica el síntoma, el trastorno, la enfermedad o el problema de una manera sistémica e integral. A través de este método, también podemos auto-diagnosticarnos para, posteriormente, comenzar un trabajo de auto-sanación.

El péndulo es de gran utilidad para medir la energía general de los cuerpos físico, etérico, emocional, mental y espiritual, permitiéndonos identificar los órganos y sistemas, chakras, emociones, pensamientos y creencias que se encuentran involucrados en el motivo de consulta. Posibilita además la identificación de otros factores que pudiesen estar incidiendo, tales como los agentes biológicos (virus, bacterias, etc.), las relaciones significativas de la persona (vínculos), elementos de ancestrología, factores de nutrición, geopatías y/o electrosmog. También nos permite investigar si hay fisuras en el campo energético y/o contaminación energética (entidades o energías de baja vibración) que originen el problema. Se analiza si hay vidas pasadas involucradas y qué energías deben trascenderse de esa vida y/o si existen eventos interruptores en la niñez que hayan generado emociones asociadas al motivo de consulta. Finalmente, a través del péndulo, podemos saber también si nuestro problema se relaciona con alguna experiencia que haya planificado el alma, ya sea que la haya proyectado antes de nacer o en el transcurso de la vida.

Como pueden ver, el péndulo puede considerarse un artilugio de gran ayuda en el proceso de identificar las variables que originan y se relacionan con la problemática personal o del consultante. Esta es la razón por la cual ofrecemos el taller de uso del péndulo para el diagnóstico, buscando enseñar a las personas interesadas en la sanación a hacer diagnósticos exhaustivos y precisos a través del Método Alama. Esto permitirá orientar eficientemente el tratamiento, sabiendo a qué aspectos dar mayor urgencia para comenzar a generar alivio hasta llegar a la sanación dentro de los límites de lo permitido y lo correcto para el/la consultante o para uno/a mismo/a en caso de tratarse de un proceso de auto-sanación.

Éste es un curso muy práctico y completo, en el que recibirán información relevante acerca de la radiestesia y conocerán el Método Alama de conexión con planos superiores. Podrán identificar y vaciar las interferencias internas y externas que pueden limitar su precisión en el uso de la radiestesia como herramienta de trabajo, para luego conectar con el campo mórfico de los mejores radiestesistas en función de aumentar y potenciar la propia sensibilidad en este ámbito. Consagraremos y taconizaremos el péndulo, técnicas que podrán utilizar también en su beneficio con otros objetos y elementos. Aprenderán a codificar, calibrar y utilizar el péndulo, captando sus tipos de energía y su intensidad, y cuantificando (cantidades, porcentajes, etc.) a través de la comprensión de sus movimientos.

Luego de aprender a utilizar este instrumento, estudiaremos cómo realizar diagnósticos según ámbitos de sanación, utilizando el biómetro de Bovis y otros gráficos diseñados desde el enfoque Alama. Para ello evaluaremos los cuerpos físico, emocional, mental, espiritual y etérico; otras vidas, ancestrología, nutrición, contaminación energética, geopatías, electrosmog y acuerdos prenatales, entre otros ámbitos; llevando a cabo una diagnosis completa y eficiente que posibilitará un eficiente trabajo terapéutico.

Para más información acerca de éste y otros talleres visita: http://enfoquealama.com/talleres-alama/

Déjanos tu comentario