Valeria Mandakovic

Quiénes somos

Estudié en la Universidad de Chile, donde me formé como Psicóloga Clínica desde el modelo Constructivista Cognitivo. Trabajé por varios años haciendo psicoterapia para adultos y parejas, psicodiagnóstico, y haciendo capacitaciones de habilidades blandas a empresas (liderazgo, innovación, creatividad, trabajo en equipo, servicio al cliente, manejo de conflictos, etc.). A fines del 2009 terminé un MBA en EE.UU (Thunderbird School of Global Management) y un Global MBA en la Universidad de Chile. Actualmente también ayudo a personas a encontrar trabajo, otorgando servicios de Outplacement en Futuro Trabajo (www.futurotrabajo.cl).

Durante muchos años no creí en las llamadas “Terapias Alternativas o Complementarias” y menos aún en la Sanación con “energías”. Tampoco conocía mucho sobre estos temas y mi entorno inmediato no me facilitaba el acceso y apertura a experimentarlos. Sin embargo, luego de una psicoterapia con hipnosis a la que estaba asistiendo, pasó algo impensado para mí: en la tercera sesión serví “accidentalmente” de médium, es decir, comencé a hablar como si fuera una de mis guías espirituales, quien me dijo que se llamaba Tara. Dentro del budismo tibetano Tara es considerada como una buda de la compasión. Así, abruptamente, me encontré diciendo palabras que no eran mías y que revelaron un mensaje que iba dirigido al terapeuta. Él, quien tenía más conocimiento sobre estas disciplinas, me mostró que había “canalizado”. Fue allí cuando por primera vez escuché ese término. Sin embargo, no seguí profundizando esta habilidad… aunque siempre me quedó “dando vueltas” este episodio por varios años más.

Los tres años posteriores a ese evento fueron muy intensos emocionalmente y de varios aprendizajes de vida, que me llevaron a conectarme de manera más profunda con seres de luz y el trabajo con energías. No fue hasta finales de 2009 cuando decidí atreverme a averiguar si realmente tenía esta habilidad para canalizar. De este modo, inicié el año 2010 practicando la Canalización de información con quien se transformó en mi conejillo de indias: mi marido David.

Desde entonces, he descubierto intuitivamente que además de canalizar información (pasada, presente, futura, personal, de otras personas, etc.), ALAMA también sirve para otros propósitos. Me he visto “recordando” cómo sanar a otros, ya a nivel físico, emocional, mental e incluso espiritual. Ha sido maravilloso comprobar mediante exámenes médicos y el relato de personas que he atendido, que la sanación tiene efecto y que ocurre asombrosamente rápido. De este modo, decidí explorar más todo lo relacionado con la sanación, para lo cual comencé a canalizar técnicas e intervenciones varias (ver Sanación).

Desde 2012 atiendo diariamente a personas en mi consulta, quienes llegan por distintos motivos: miedos intensos que les impiden ser felices, problemas de salud (cáncer, infertilidad, jaquecas, pólipos, fibromialgia, etc.), cansancio y dolores debido a chakras desequilibrados, depresiones, otras psicopatologías, interés en saber cuál es su misión de vida, etc.

Valeria RadiestesiaEn definitiva, ha sido un camino de descubrimiento y, sobretodo, de auto-descubrimiento. A diferencia de otros terapeutas, comencé desde la misma práctica a conectarme con estas habilidades psíquicas y a tratar a las personas. Desde este experimentar ahora me doy cuenta que muchos de los fenómenos que “veía” estaban descritos en los libros. Ha sido sólo hace un par de años que decidí estudiar conceptualmente algunas disciplinas holísticas, mediante participación en cursos y lectura. De esta manera, he incorporado a mi quehacer terapéutico algunas herramientas, tales como Numerología Tántrica Blanca, Terapia Cuántica, Radiestesia y Esencias Florales (Flores de la Nueva Era – Argentinas, Orquídeas de Machu Picchu – Peruanas, y Flores de Cochiguaz – Chilenas).

Si bien no ha sido un camino fácil, sí ha sido muy gratificante, puesto que me llena el alma poder ayudar a cada persona que acude a mí, tanto en consulta privada como en Talleres Vivenciales. Descubrí que mi misión de vida está relacionada con ayudar a otros y empoderarlos para que cada uno descubra y utilice su potencial innato. ALAMA me ha ayudado en este camino y siento que cada día ofrece tanto para mí como para otros, nuevas posibilidades de aprender, sanarse y elevar la conciencia.